Nacido en Nueva York en 1963, Benny Green creció en Berkeley, California, y comenzó sus estudios de piano clásico a la edad de siete años. Influenciado por su padre, saxofonista tenor, su atención pronto se convirtió en Jazz: «Empecé a intentar improvisar en el piano, imitando los discos que había escuchado de la colección de mi padre, que incluía mucho Monje y Pájaro… fue un proceso gradual de aprendizaje de mí mismo». Benny tocó en bandas escolares antes de enrollarse con la cantante de jazz Fay Carroll: «Fue un buen entrenamiento para mí en términos de acompañamiento y aprendizaje del blues, y también me dio la oportunidad de tocar en trío, abriendo para ella todas las noches».

En su adolescencia trabajó con Eddie Henderson, y adquirió experiencia en bandas grandes con un grupo de 12 músicos dirigido por Chuck Israels. Después de su graduación, Benny trabajó como freelance en el área de la bahía durante un año, y luego se mudó a Nueva York en la primavera de 1982. De vuelta en la Gran Manzana, conoció al veterano pianista Walter Bishop Jr: «Comencé a estudiar con él y me ayudó a orientarme en la dirección de desarrollar mi propio sonido, y también me animó a echar un vistazo y estudiar todo el alcance de la historia del piano de Jazz, para que pudiera tener una idea de cómo iba a encajar».

Después de una corta temporada con Bobby Watson, Green trabajó con Betty Carter entre 1983 y 1987. En 1987, se unió a la banda de Art Blakey. Permaneció como Mensajero de Jazz hasta finales de 1989, momento en el que comenzó a trabajar con el quinteto de Freddie Hubbard.

En 1993, Oscar Peterson eligió a Benny como el primer ganador del Premio Glen Gould de Música de la Ciudad de Toronto. Ese año, Green reemplazó a Gene Harris en el Trío de Ray Brown, trabajando con el veterano bajista hasta 1997. A partir de 1997, Benny retomó su carrera como freelance, dirigió sus propios tríos y se concentró en sus actuaciones como solista de piano.

Su carrera discográfica, que incluye más de cien sesiones, es muy impresionante: entre otras cosas, ha grabado con Betty Carter (incluyendo la ganadora del Grammy Look What I Got), Art Blakey & the Jazz Messengers, Freddie Hubbard, Bobby Watson, Milt Jackson, Diana Krall, la serie de tríos de CD’s de Ray Brown para Telarc: Bass Face (1993), Don’t Get Sassy (1994), Some of My Best Friends …. (1994), Seven Steps to Heaven (1995), Super Bass (1996) y Live at Sculler’s (1996).

Como líder de sus propios grupos, la carrera discográfica de Benny comenzó con dos discos para el sello holandés Criss Cross: Prelude (1988) y In This Direction (1989). En 1990, Green comenzó a grabar para Blue Note, lanzando Lineage (1990), Greens (1991), Testifiyin’ (1992), That’s Right! (1993), The Place To Be (1994), Kaleidoscope (1997) y These Are Soulful Days (1999). También ha grabado para Toshiba – Funky (1997) – y para Telarc con Oscar Peterson – Oscar & Benny (1997).

En el año 2000, se publicó su primera grabación en Telarc Jazz, Naturally, que incluía al bajista Christian McBride y al guitarrista Russell Malone (que también apareció en Kaleidoscope), músicos que lo han inspirado y desafiado a explorar nuevos territorios. Con el lanzamiento en 2002 de Green’s Blues, Benny volvió a sus raíces y actualizó la tradición con una emocionante colección en solitario de estándares de jazz de Fats Waller, Duke Ellington, Erroll Garner y George Gershwin, entre otros, con su estilo altamente personal.

Un estudiante perpetuo de la historia del piano de jazz, Benny Green menciona a Art Tatum, Erroll Garner, Hank Jones, Ahmad Jamal, Phineas Newborn, Bud Powell y Oscar Peterson como algunas de sus principales influencias. Su acercamiento al Jazz se puede resumir en sus propias palabras: «… para mí y para muchos músicos que admiro, el objetivo principal es simplemente columpiarme y divertirme, y compartir esos sentimientos con el público… y si soy capaz de transmitirlo, entonces siento que estoy haciendo algo positivo».

El lanzamiento en 2003 de Telarc, Jazz at the Bistro, un evento en vivo, marcó la primera de dos grabaciones a dúo con el guitarrista Russell Malone, dedicadas a la memoria del bajista de jazz Ray Brown. El segundo dúo de piano/guitarra que graba con Russell Malone es Bluebird (2004).