Entrevista Maceo Parker. El ex saxofonista de James Brown toca hoy en Buenos Aires. Homenajeará a Ray Charles.

Fuente: clarin.com
Por: Eduardo Slusarczuk | 16/09/10

Nos encanta tocar en la Argentina. El público siempre nos trató de manera fantástica.

Días antes de emprender un nuevo viaje hacia nuestro país, Maceo Parker, referencia obligada en la sección que la enciclopedia del funk, el soul, y también el jazz, le dedica al saxo y sus ejecutantes dilectos, declara que para él no hay públicos “extranjeros”. “Es habitual que se hable de la música como un ‘lenguaje universal’, y realmente es así. A mí me encanta estar sobre el escenario, tocando para gente de diferentes sitios. Y en cada lugar al que voy me siento como en mi casa. Mi música es una celebración, que transmite alegría y promueve el amor, la paz y la armonía en todo el mundo”, explica.

Maceo ParkerCon esa especie de precepto, Parker lleva más de 45 años en la ruta, desde el día que, de la mano de su hermano baterista, Melvin, se incorporó a la banda de James Brown. “Si bien yo había estado tocando con mis hermanos desde muy pequeño, siempre había pensado que la única opción, para mí, sería enseñar. Pero cuando comencé a tocar con James, mi amor por el escenario y los conciertos decidieron lo que vendría después”, resume Parker, quien enumera los colegas que lo influenciaron: “David Fathead Newman, Hank Crawford, LeeRoy Cooper, Cannonball Adderley y mi primer director de banda.” Después llegaron sus intervenciones en la Parliament – Funkadelic de George Clinton, nuevos contactos musicales con Brown y, a partir de 1990, una larga trayectoria solista que alternó con sus colaboraciones con artistas, de Prince, Dave Matthews y De La Soul a Jane’s Addiction, Brian Ferry y Keith Richards, entre otros.

¿Por qué esperó tanto tiempo para emprender su carrera solista?

No fue tanto. La oportunidad de grabar Roots Revisited se me presentó en el momento justo. El disco fue muy bien recibido, y a partir de allí las cosas fluyeron.

¿Cuáles fueron las enseñanzas que extrajo de sus experiencias con Brown y Clinton?

De Brown aprendí el timing. Aprendí a leer lo que pasa con el público, para saber cuándo bajar para tocar una balada. Y aprendí cómo vestirme. De Clinton, lo que aprendí fue cómo hacer para tocar durante horas y horas.

Tributario permanente de Ray Charles, en 2007, Parker editó Roots and Grooves (Acqua), un doble recientemente puesto a la venta en la Argentina, que dedica toda su primera parte a recrear clásicos de Charles con el acompañamiento de la “maravillosa WDR Big Band de Colonia, Alemania”, y la segunda, a recorrer sus propias composiciones. “Charles fue una de mis mayores influencias en mi etapa de crecimiento, y luego tuve el honor de abrir sus shows en tres ocasiones. Primero en 1993, en Europa, más adelante, dos noches en el Lincoln Center, en Nueva York, y por última vez en 1997, en Indiana”, cuenta el saxofonista.

Parte de ese tributo es lo que Parker presentará hoy. Pero el saxofonista aclara que no será lo único: “Haremos un par de temas de ese material, pero la mayor parte del concierto estará basada en la fórmula de siempre: 2% de jazz, y 98% funk.” «

0 comentarios

ME SUSCRIBO...!!!

GRACIAS POR TU TIEMPO...