A 33 años de una mañana que anunciaba el horror que pocos imaginaban que vendria, aquellos esperanzados en hacer sus propios negocios tal vez tampoco imaginaban la sangre que cubriria sus conquistas…

En el llano la gente comun como yo y mis amigos, la escuela, la iglesia del barrio, el Padre Pepe muy comprometido con los mas necesitados, y el muy concurrido grupo de Scout con sus Lobatos entre los que se encontraban muchos de mis amigos a las ordenes del padre Pepe ocupandose de las necesidades de la comunidad.

Ese fue su gran y subversivo error, ocuparse de los necesitados, alzar la voz, “enfrentarse al nuevo orden”… El padre Pepe zafo de la bomba que destruyo su casa lindante con la mia pues esa noche no se encontraba, luego supe que emigro a España, misma suerte no corrieron mis amigos que fueron  algunos secuestrados y luego “muertos en combate”, otros perseguidos y encarcelados…

Si yo escribo esto hoy es porque mis padres me enviaban a otra iglesia cuadras abajo, nunca me inscribi como Lobato, los veia pasar en fila cantando camino de sus  actividades, solo nos juntabamos a patear en el potrero de la esquina. Dios quiso que esa noche permaneciera en mi cama  cuando despierto con alguien apuntandome a la cabeza asegurandose  que no me moviera, mientras mi padre hacia lo posible para explicar el origen de  un revolver heredado de mi abuelo que nunca uso. Buscaban conexiones tal vez, no se…, se fueron y todos permanecimos en casa…, no ocurrio lo mismo con mis amigos.

No pasa fecha como esta, ni momento en el que vuelvo por el barrio para dedicarle mis recuerdos a aquellos que no estan, a los perseguidos, a sus familias.

Mil perdones por no haber podido ayudar…

ME SUSCRIBO...!!!

GRACIAS POR TU TIEMPO...