Astor PiazzollaUn dia como hoy…, un 4 de julio de 1992, muy triste por cierto ademas, hace 16 años dejaba este mundo en busca de su amado Nonino el genial Astor Piazzolla. Habia caido lejos de su tierra, como Don Atahualpa Yupanqui otro procer de la musica popular argentina, para regresar a su tierra postrado, agonizante, y partir definitivamente despues de una larga agonia de dos años.

Este hombre que supo sobrevivir a la tempestad levantada por quienes lo consideraban “el enemigo del tango”, que supero las criticas cuando en busca de una imagen diferente del tango tradicional se codeo con musicos de otros generos, que zafo de una muerte segura al no subirse al avion que transportaba a Carlitos Gardel, no pudo con su enfermedad que lo tuvo en agonia dos años…

“Si, es cierto, soy un enemigo del tango; pero del tango como ellos lo entienden. Ellos siguen creyendo en el compadrito, yo no. Creen en el farolito, yo no. Si todo ha cambiado, tambien debe cambiar la musica de Buenos Aires. Somos muchos los que queremos cambiar el tango, pero estos señores que me atacan no lo entienden ni lo van a entender jamas. Yo voy a seguir adelante, a pesar de ellos.” Revista Antena, Buenos Aires, 1954

Su inquietud, su busqueda musical, lo llevo al encuentro de musicos de jazz y de la clasica, tiempo mas tarde eran muchos mas los que buscaban tocar con el o grabar sus temas, o escribir musica especialmente para el maestro como el guitarrista Al DiMeola quien escribio una suite que Astor nunca pudo siquiera ensayar debido a su repentina caida. Sus contactos con estos sonidos provienen de su infancia en Nueva York donde vivio con su familia muchos años, donde no solo mamo la cultura musical local sino tambien los sonidos provenientes de casa: su padre le puso de nombre Astor para homenajear su amistad con Astor Bolognini que fuera primer Cello de la Orquesta Sinfonica de Chicago.

“Era un barrio violento, porque existia hambre y bronca. Creci viendo todo eso. Pandillas que peleaban entre si, robos y muertes todos los dias. De todas maneras, la calle Ocho, Nueva York, Elia Kazan, Al Jolson, Gershwin, Sophie Taulker cantando en el Orpheum, un bar que estaba en la esquina de casa… Todo eso, mas la violencia, mas esa cosa emocionante que tiene Nueva York, esta en mi musica, estan en mi vida, en mi conducta, en mis relaciones.” Astor Piazzolla

En 1933, todavia en Nueva York, toma clases de musica con el pianista hungaro Bela Wilda, disci­pulo de Rachmaninov y del que mas tarde dijera “Con el aprendi­ a amar a Bach”. Nunca abandonaria su pasion por la musica clasica desde entonces. Ya en Buenos Aires en 1938 y dentro del circuito tangero local su nombre comienza a sonar hasta lograr ingresar a la orquesta de Pichuco Troilo. No satisfecho con el rumbo de su musica se aboca a las composiciones clasicas y a la musica de peliculas y surgen las primeras composiciones tangeras con aire diferenciado.

Astor Piazzolla - Gerry Mulligan: Reunion CumbreUna de esas bandas de sonido “Buenos Aires (Tres movimentos sinfonicos)” (1953) gana el concurso Fabien Sevitzky, obra estrenada por el propio Sevitzky en la Facultad de Derecho de Buenos Aires dirigiendo a la Orquesta Sinfonica de Radio del Estado con el agregado de dos bandoneones!!, esta osadia fue interpretada como una ofensa por el publico erudito generandose una refriega al finalizar el concierto. Al año siguiente una beca otorgada por el gobierno frances como premio a esta composicion, lo lleva a Paris a estudiar con la prestigiosa Nadia Boulanger artifice del exito de grandes musicos. Su experiencia con Boulanger fue crucial en su destino musical, Piazzolla confundido y decidido a dejar el tango para dedicarse a la musica clasica recibe el consejo de la Maestra ccuando esta lo escucha interpretar sus nuevas composiciones: “Astor, sus obras eruditas estan bien escritas pero aqui­ esta el verdadero Piazzolla, no lo abandone nunca”. Fue alli en Paris que escucho al saxofonista Gerry Mulligan, una experiencia reveladora para el joven Astor. Muchos años despues en 1974 un consagrado Piazzolla se cruza con Mulligan, a esta altura ya una leyenda, en Reunion Cumbre (Summit) grabado en Milan, Italia.

De vuelta por Buenos Aires se aboca, ya con las ideas clarificadas, a la conformacion de un nuevo grupo, el Octeto Buenos Aires, que es el inicio de la era del tango contemparaneo. Con una formacion de dos bandoneones, dos violines, contrabajo, cello, piano y guitarra electrica, se juega por las innovaciones pero levanta un aluvion de criticas y resistencia feroz. Se le cerraron las puertas, no habia donde tocar, las radios no difundian sus temas, las grabadoras tampoco se atrevian con su musica. Desilucionado Piazzolla disuelve la formacion y vuelve a Nueva York donde no tuvo exito con su propuesta tango+jazz, sumandose a sus males la muerte de su padre en 1959 momento en el que escribe a su memoria su maxima obra: “Adios Nonino”. Decia Astor: “El (tango) numero uno es Adios Nonino. Me propuse mil veces hacer uno superior y no pude.”

Su hijo Daniel recuerda aquel tragico y a la vez magico momento…

“Papa nos pidio que lo dejaramos solo durante unas horas. Nos metimos en la cocina. Primero hubo un silencio absoluto. Al rato, oimos que tocaba el bandoneon. Era una melodia muy triste, terriblemente triste. Estaba componiendo Adios Nonino.”

Años mas tarde en 1987 lo consagra un regreso triunfal a Nueva York, la ciudad de su infancia, de sus primeras pasiones musicales, de su fracaso experimental, de sus horas tristes por la noticia de la muerte de Nonino, lugar donde nacio su maxima expresion musical, lo recibe como al hijo prodigo. Su presentacion ante miles de personas en un Central Park colmado lo reubica en el lugar de los grandes. Con su salud deteriorada y recuperado de una afeccion cardiaca forma en 1988 la que seria su ultima formacion el Sexteto Nuevo Tango de caracteristicas inusuales: dos bandoneones, piano, guitarra electrica, contrabajo y violoncello, otra particular formacion pero ya sin oposiciones. Con este conjunto, en el mes de Junio de ese año se presenta en el Teatro Opera de Buenos Aires en el que seria su ultimo concierto en Argentina y realiza un extensa gira por el exterior que culmina con su caida en Paris.

Lo demas es ya historia mas conocida…

Su musica sobrevive resguardada y custodiada en la pasion, dedicacion e inspiracion de cuantos la amamos.

Al maestro con cariño, con respeto, con admiracion…

descargar torrent Astor Piazzolla – Otoño Porteño (Montreux Jazz Festival -1984) | 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Cuánto te gustó?)

Cargando...

RECIENTES

0 comentarios

ME SUSCRIBO...!!!

GRACIAS POR TU TIEMPO...