Rhythm Dissection

Olga Reznichenko Trio

Traumton | Mayo 3, 2024

Olga Reznichenko Trio - Rhythm Dissection
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Cuánto te gustó?)
Cargando...

1 A Ballad For a Cowboy Who Is Yet To Find Out About Fear 6:52
2 Elegie 7:38
3 Hopeful Anxiety 4:49
4 Solaris 5:48
5 Polyphobic Impromptu 5:59
6 Salty Drunk Fish 5:32
7 Old Feeling 6:58
8 Trampelpfad 6:12
9 Rhythm Dissection 7:12

 

Olga Reznichenko, piano, compositions
Maximilian Stadtfeld, percussion
Lorenz Heigenhuber, double bass

Recorded Feburary 2023 by Johannes Kellig at Bauer Studios, Ludwigsburg
Mixed & mastered by Martin Ruch at Control Room, Berlin

En mayo de 2022 salió a la venta Somnambule, el álbum de debut del trío de Olga Reznichenko, y la joven banda de Leipzig obtuvo una excelente acogida en los medios de comunicación. Rondo alabó su “refinado sentido para los desarrollos inusuales de las canciones”, Concerto escribió: “El toque al piano de Reznichenko es potente y de ritmo rápido, y eso es muy agradable. […] El suspenso está garantizado, incluso en los pasajes en los que incorpora su formación clásica, como en ‘Slipping Pace Returning Time'”. En WDR3, Somnambule fue uno de los mejores álbumes alemanes de jazz de 2022: “En su álbum de debut, impresiona con una abundancia de ideas melódicas que sigue desarrollando en giros interminables”. El programa de entrevistas sobre jazz de la radio BR Klassik aplaudió la “música sofisticada, armónica y rítmicamente desafiante” y declaró: “Con su álbum de debut como directora de orquesta, Olga Reznichenko […] no sólo puede establecerse, sino incluso destacar”.

El repertorio de Somnambule se basaba en secuencias oníricas imaginarias, mientras que las piezas de Rhythm Dissection se inspiran en experiencias reales y, sobre todo, en ideas musicales. “Rítmica y también armónicamente, el nuevo álbum es mucho más complejo que nuestro debut”, explica Reznichenko, “la atención se centra más en la improvisación, en muchas formas hay una conexión más fuerte con el jazz. Veo las improvisaciones como parte de la composición, así que no son completamente libres, sino más bien una expansión de los motivos”.

Otro aspecto esencial son los compases impares, con los que Reznichenko siempre ha disfrutado. Esto ya se puede escuchar en el álbum de debut, por ejemplo en “Final Mirrors” en 11/8. En el repertorio actual, escrito en su mayor parte en 2022, los compases “torcidos” cambian casi constantemente, incluso dentro de las piezas, que resultan muy vivas, sin esfuerzo y sin pretensiones. “Parece que el 5/4 es mi flujo natural, el compás aparece en muchas de mis improvisaciones”, ríe la músico, que nació en 1989 y terminó su máster en la Universidad de Música de Leipzig en enero de 2023.

Las composiciones de Reznichenko están cuidadosamente pensadas, pero también son siempre sentidas. De hecho, algunas piezas se basan en la pura intuición, como por ejemplo “Elegie”. “El tema era inicialmente una improvisación que grabé en casa. Sólo me di cuenta al transcribirlo de que la métrica cambiaba constantemente”. Al principio, intentó encajar la pieza en compás de 4/4, con resultados insatisfactorios. La consecuencia fue crear juntos una forma libre. Aunque Reznichenko suele ser muy clara en sus composiciones, dice que siempre hay espacio para ideas e impulsos de sus dos músicos. De este modo, algunas facetas de las piezas se desarrollaron en interacciones.

Las mencionadas variaciones rítmicas crean sorprendentes cambios de tempo y estado de ánimo. La primera pieza, “A Ballad For A Cowboy Who Is Yet To Find Out About Fear”, marca la pauta. A un tentador tema melódico le sigue un pasaje enérgico y dinámico que sugiere nerviosismo, ansiedad o incluso amenaza; pero en la improvisación emergente la mayoría de estas nubes oscuras vuelven a desvanecerse. El serpenteo de motivos pegadizos a expresiones más abstractas, pero nunca completamente fuera de forma, es recurrente en muchas piezas. Al igual que el acompañamiento de batería de Max Stadtfeld, extremadamente ágil, a veces rocoso y contundente, con el que se establece más que nunca como una voz igual dentro del trío. El sutil contrabajo de Heigenhuber proporciona una base o un impulso adicional dependiendo de lo que se necesite en la interacción a veces maravillosamente transparente (como “Solaris” o “Old Feeling”) y otras veces muy densa. El arco dramatúrgico del álbum tiene ciertamente una calidad absorbente, que culmina en “Trampelpfad” [“Camino trillado”] con su insistente estética staccato y sus ritmos compensados, así como en la exuberante pieza final que da título al disco, que es incitante en el sentido más positivo.

“Me gusta la música fuerte”, sonríe Olga Reznichenko, mencionando como ejemplo a la banda de metal Pantera. Aparte de eso, sus fuentes de inspiración van desde el noise rock, la vanguardia y el free jazz hasta la música clásica, con la que pasó sus primeros años al piano. Le gustan especialmente los últimos románticos y los impresionistas, así como las obras para piano de Ligeti y Xenakis, y también las composiciones del pionero de la música espectral Georg Friedrich Haas (1953). Además de estas influencias, que en su mayor parte sólo pueden identificarse en matices sutiles, algunas de las piezas de Reznichenko fueron moldeadas por impresiones ajenas a la música. “Para ‘Salty Drunk Fish’ tenía un borrador de improvisación, pero escribí la mayor parte de la pieza en Cerdeña”, dice. Como sugiere el título, “Solaris” se inspiró en el largometraje de Andrei Tarkovsky basado en la novela de Stanislaw Lem. “Vi la película varias veces y disfruté de su atmósfera, sobre todo porque después de un rato ya no esperas más acción. Quería conseguir exactamente esa estética para la obra”.

Rezinchenko cree que su trío toca ahora con más vehemencia y a veces de forma más salvaje que hace cuatro años. Casi todas las piezas del álbum se ensayaron y probaron en actuaciones en directo antes de la sesión de estudio de febrero de 2023; sólo la comparativamente sencilla “Old Feeling”, con su surco de 6/8 casi ininterrumpido, se añadió poco antes de la grabación. “Después de dos días, teníamos un montón de tomas realmente buenas, incluidos algunos momentos de los que me enamoré inmediatamente”, dice Reznichenko, reflexionando sobre la concentración y la intensidad en Bauer Studio Ludwigsburg. “También fue una experiencia maravillosa tocar en este Steinway D de 1920, que ha sido tocado por tantos pianistas famosos”.

La alegría de tocar se revela ahora también al público. Muchos pasajes de Rhythm Dissection resultan enérgicos e incluso eufóricos. Las profundas habilidades del trío y la clara voluntad creativa de Olga Reznichenko, el alegre juego con la finura rítmica y los expansivos arcos melódicos, timbres y estados de ánimo hacen que el álbum sea un gran placer de escuchar. Y refuerza el estatus de “sobresaliente” que la radio BR otorga al grupo en el panorama actual del jazz.

 

olgareznichenko.com 

ME SUSCRIBO...!!!

GRACIAS POR TU TIEMPO...