Hace minutos concluyo la presentación del tenor español Plácido Domingo junto a la soprano argentina Virginia Tola, en un escenario montado en la avenida 9 de Julio de Buenos Aires ante más de 150 mil personas. Conmueve en un día como hoy la memoria del pasado que no cierra, pero frente a una sociedad que intenta, y debe además, mirar a futuro con esperanza, alegría y pasión (sin resignar ni negociar el olvido por el pasado), también conmueve la entrega de  los artistas junto a la orquesta y el coro del Teatro Colón bajo la dirección del estadounidense Eugene Kohn, cuyos integrantes llevan un litigio con el gobierno de la ciudad por mejoras salariales y condiciones de trabajo que impidió la presentación de Domingo y Tola en el mismo teatro.

Casi tres horas de espectáculo con un intermedio entre la primera parte con repertorio clásico y la segunda con repertorio latino, más un bis enorme que bien podría calificarse de Parte Tres con algunos tanguitos para finalizar con Mi Buenos Aires Querido, cerró éste magnifico espectáculo de fuerte contenido emocional que movilizó hasta las lágrimas seguramente a buena parte de ésa enorme cantidad de gente apostada a lo largo de la avenida, como de quienes como yo lo vivía sentado en el living de mi casa a cientos de kilometros del lugar pero con el corazón y el alma sobrevolando el escenario y el recuerdo de quienes hoy ya no están…

Por un país pujante, con alegría y esperanza en su gente, por un Nunca Más

ME SUSCRIBO...!!!

GRACIAS POR TU TIEMPO...