El Covid 19 se llevó a Ellis Marsalis

El Covid 19 se llevó a Ellis Marsalis

Hace unas horas se conoció la noticia por intermedio de su familia, fué Branford quien ofició de vocero anunciando la trista noticia, se fué uno de los dinosaurios sagrados del moviemiento. Tenía 85 años, y después de haber sido internado el sábado con síntomas de coronavirus, falleció en las últimas horas.

Ellis Marsalis había nacido el 14 de noviembre de 1934 en Gert Town, Nueva Orleans, centro del mundo del jazz, un lugar donde la música, como recuerdan sus colegas Roger Dickerson y Harold Battiste, «estaba por todas partes».

Durante los años ’50 y ’60, compartió escenario, entre otras grandes figuras, con Ed Blackwell, Cannonball y Nat Adderley y Al Hirt. Si bien grabó más de 20 discos como solista, Marsalis también es muy reconocido por su legado como maestro y divulgador. Primero fue profesor en Xavier University, Loyola University y en el New Orleans Center for the Creative Arts.

Ya en los años ‘80, pasó a la Virginia Commonwealth University y ayudó a establecer los estudios de jazz en la Universidad de Nueva Orleans. A través de esta labor didáctica fue mentor de grandes pianistas como Harry Conick Jr, Terence Blanchard, Charlie Dennard, Irvin Mayfield, Jesse Davis, Marlon Jordan o Paul Longstretch.

Continúan con su legado sus hijos Branford (saxofonista), Wynton (trompetista), Delfeayo (trombonista) y Jason (baterista).

La web de Ellis sólo muestra una foto suya de niño y una más reciente nada más, doloroso silencio que rompió brevemente el Ellis Marsalis Center, una escuela de música fundada por Ellis donde Branford anuncia la triste noticia…

«Con gran tristeza anuncio el fallecimiento de mi padre, Ellis Marsalis Jr., como resultado de las complicaciones del Coronavirus. Fue admitido en el hospital el sábado y murió tranquilamente esta noche. Mi padre era un gran músico y profesor, pero un padre aún más grande. Dedicó todo lo que tenía a hacernos lo mejor que podíamos ser. Y para citar a mi amigo y profesor de derecho de Harvard David Wilkins que acaba de enviarme el siguiente texto: «Todos podemos maravillarnos ante la audacia de un hombre que creía que podía enseñar a sus hijos negros a ser excelentes en un mundo que negaba esa posibilidad, y luego verlos redefinir lo que significa la excelencia para siempre».

 Fuente: clarin.com  || The Ellis Marsalis Center For Music