Harold Mabern ::: Mabern Plays Coltrane

Harold Mabern ::: Mabern Plays Coltrane

Mabern Plays Coltrane
Harold Mabern
Smoke Sessions | Dic 3, 2021
Harold Mabern - Mabern Plays Coltrane
1 Dahomey Dance 7:13
2 Blue Train 10:42
3 Impressions 9:41
4 Dear Lord 5:36
5 My Favorite Things 11:47
6 Naima 9:09
7 Straight Street 10:51

Harold Mabern, piano
Eric Alexander, tenor saxophone
John Webber, double bass
Joe Farnsworth, drums
Steve Davis, trombone
Vincent Herring, saxophone

Composer: Harold Mabern (1936-2019)

MABERN PLAYS COLTRANE es una vibrante grabación en directo del difunto y gran Harold Mabern interpretando la música de John Coltrane con un sexteto de estrellas con Eric Alexander, Vincent Herring, Steve Davis, John Webber y Joe Farnsworth.

Harold sentía una especial reverencia por John Coltrane. «Fue muy influyente en mi vida y también en mi forma de tocar», dijo una vez. «Después de estar cerca de él y ver el gran ser humano que era – hombre, me gustaría que todo el mundo pudiera haber conocido a John Coltrane».

Mabern Plays Coltrane está entresacado de las últimas tres noches de una residencia de tres semanas en el Festival anual de John Coltrane de Smoke que comenzó en 2017 y que terminó con estas actuaciones que Mabern y la banda tocaron en enero de 2018. Las grabaciones resultantes también produjeron dos álbumes anteriores: The Iron Man, que iluminó a Mabern el intérprete y ofreció un vistazo a una actuación típica de la noche y Mabern Plays Mabern, que conmemoró los dones de Mabern como compositor y siguió a su prematura muerte a los 83 años el 17 de septiembre de 2019.

Mabern Plays Coltrane es el álbum que se planeó originalmente para esas sesiones de grabación en vivo. Mabern siempre había desempeñado un papel clave en el festival desde su edición inaugural en 2011. Desde el festival inicial de una semana de duración hasta sus posteriores encarnaciones de tres y cuatro semanas, Mabern fue el cabeza de cartel durante gran parte de la edición anual, una indicación tanto de su aprecio por Coltrane como antepasado y mentor como de su propio papel vital en Smoke.

«Tocar la música de John Coltrane con Harold era como entrar en la fuente», dice Farnsworth. «Él era como el vórtice, y todo fluía a través de él. Era intenso». Tener a Harold en el escenario, dado lo mucho que amaba a John Coltrane, elevaba el espíritu de la música diez veces.»

smokesessionsrecords.com

Nicholas Payton ::: Smoke Sessions

Nicholas Payton ::: Smoke Sessions

Smoke Sessions
Nicholas Payton
Nicholas Payton - Smoke Sessions

Smoke Sessions | Octubre 29, 2021

1 Hangin’ and a Jivin’ 7:43
2 Big George 7:02
3 Levin’s Lope 6:48
4 No Lonely Nights 6:50
5 Lullaby for a Lamppost (for Danny Barker), Pt. 1 6:30
6 Lullaby for a Lamppost (for Danny Barker), Pt. 2 6:23
7 Q for Quincy Jones 4:35
8 Gold Dust Black Magic 5:29
9 Turn-a-Ron 6:38
10 Toys 9:19

 

Nicholas Payton, trumpet, Fender Rhodes
Ron Carter, bass
Karriem Riggin, drums
Guest:
George Coleman, tenor saxophone

Produced by Paul Stache and Nicholas Payton

Nicholas Payton
Para un joven Nicholas Payton, el álbum «Four’ & More» de Miles Davis de 1966, grabado en directo dos años antes en el Philharmonic Hall del Lincoln Center, supuso un modelo de lo que la música podía -y debía- ser. Ahora, establecido como uno de los músicos y compositores más renombrados de la escena, Payton ha convocado a dos de los legendarios músicos que tocaron con Davis en ese álbum, el bajista Ron Carter y el saxofonista invitado especial George Coleman, para elaborar algunos sonidos ejemplares propios.

Con Smoke Sessions, que saldrá a la venta el 29 de octubre de 2021 a través del sello del mismo nombre, Payton por fin hace realidad su ansiado sueño de dirigir una sesión con Ron Carter al bajo. Para reavivar la química del álbum del que se había enamorado décadas atrás, también invitó a George Coleman a colaborar en un par de temas. (Un tercer colaborador de ‘Four’ & More, el pianista Herbie Hancock, está representado por la composición «Toys», pero Payton ocupa la silla del teclado en la fecha además de tocar la trompeta). Completando el cuarteto está el estimado baterista Karriem Riggins, un viejo colaborador de Payton que ayuda a asegurar que la música sea un puente entre generaciones y estilos.

«Miles Davis’ ‘Four’ & More’ fue el álbum que realmente me inspiró a tomar la música en serio», explica Payton. «Desde entonces, Ron Carter ha sido un ídolo y uno de mis músicos favoritos. Desde que dirijo bandas, he elegido a los bajistas según la métrica de cuánto Ron tienen en su forma de tocar. Cuando he buscado pianistas para mi banda a lo largo de los años, a menudo me baso en la cantidad de Herbie que tienen en su sonido. Así que este álbum es realmente un sueño hecho realidad para mí».

Sin embargo, lejos de ser un homenaje o una mirada al pasado, Smoke Sessions es un nuevo álbum totalmente contemporáneo que capta de forma vibrante la mezcla de influencias de swing, funk, soul y hip-hop de Payton con la fluidez expansiva de Riggins detrás del kit y la reconocida majestuosidad sólida como una roca de Carter en el bajo. Payton aprovecha la oportunidad de involucrarse con esa voz reconocible en múltiples formas, asumiendo los papeles de Miles y Herbie como trompetista, pianista y teclista a través del multiinstrumentalismo que se ha convertido en una emocionante marca de su enfoque.

Aunque Payton se ha cruzado con Carter en varias ocasiones a lo largo de los años, nunca había podido convencer al famoso y exigente bajista para que apareciera en una de sus citas. «Por fin empezó a darme la hora», dice Payton entre risas. «Una vez que tuve su interés me apresuré y lo cerré antes de que cambiara de opinión».

Sea cual sea el retraso, Carter habló muy bien del líder de la banda tras la grabación de Smoke Sessions. «Estuve bastante satisfecho y me divertí tocando con él tanto como pianista como trompetista», dijo el bajista. «Escúchale tocar la trompeta. Está escuchando mi respuesta a lo que hace; si los trompetistas de hoy en día quieren intentar ponerle en un lugar, él debería estar ahí arriba porque escucha lo que el bajista aporta a su solo.»

El álbum se abre de forma animada, con el groove elástico de «Hangin’ and a Jivin'» de Payton, antes de que Coleman haga su primera de dos apariciones en la sensual «Big George». «Siento que George no recibió todo el crédito que merecía por formar parte de las experimentaciones de Miles en cuanto a cambios alternativos y progresiones de acordes», dice Payton. «Por eso las canciones del álbum con George tienden a ser básicamente vamps de cuatro compases: esos cambios de cuatro compases y lo que harían con ellos fueron tan influyentes en el cambio del panorama de cómo los músicos tocan los cambios de acordes. Para mí era importante entrar en esas cosas que hacían en los años 60. Que George estuviera allí fue como la guinda del pastel».

Esos conceptos se mencionan explícitamente en el título de «Turn-a-Ron», el segundo tema invitado de Coleman, que da a los dos maestros mucho espacio para interactuar entre ellos. El bajista también es homenajeado en «Levin’s Lope», que hace referencia a su segundo nombre mientras reutiliza la línea de bajo de «Cyborg Swing», del álbum Quarantined with Nick de Payton. «El sonido de cómo escucho el bajo en un conjunto viene básicamente de Ron Carter y Ray Brown, así que mucha de la música que escribo está hecha a medida de lo que hace Ron. No tuve que hacer ninguna alteración para adaptarme a él porque de todos modos escribo con su sonido en mente.»

La canción en dos partes «Lullaby for a Lamppost», dedicada a la leyenda de la música de Nueva Orleans Danny Barker, toma su estructura de una procesión funeraria de Nueva Orleans: lenta y lúgubre al principio, y luego festiva cuando el cuerpo es puesto a descansar. «Danny Barker me dio mi primer concierto en un club de la calle Bourbon de Nueva Orleans llamado Famous Door», recuerda Payton. «La melodía es mi homenaje a él, a su tutela y a la dedicación que tuvo a la hora de educar a la juventud en Nueva Orleans».

 

«Q for Quincy Jones», grabada originalmente en el álbum Letters de Payton de 2015, rinde homenaje a otro icono musical de gran alcance cuyas habilidades de producción, señala Payton, «han formado parte del tejido del sonido de la música en el siglo XX, desde Dinah Washington hasta George Benson y Michael Jackson.» El compositor adaptó «Gold Dust Black Magic» de su obra orquestal del mismo nombre, estrenada a principios de este año por la Orquesta Filarmónica de Luisiana.

Las dos piezas restantes proceden de los cancioneros de dos de las influencias más formativas de Payton en el teclado: La mencionada «Toys» de Hancock, grabada originalmente en Speak Like a Child de 1968 con Carter al bajo; y la dolorosamente bella «No Lonely Nights» de Keith Jarrett.

La grabación de Smoke Sessions, concluye Payton, fue «como un momento de pellizco… Solía fingir que estaba tocando con [estos músicos] cuando era un niño, y ahora está sucediendo. Me sentí literalmente como si estuviera caminando en el aire. Que alguien a quien he escuchado en los discos y admirado desde lejos forme parte de algo que yo he creado es algo que va más allá de mi imaginación. Permanecí en un estado de sueño durante un par de meses después».

nicholaspayton.com