Joshua Redman ::: where are we

Joshua Redman ::: where are we

where are we
Joshua Redman

Blue Note Records | Sept 15, 2023

Joshua Redman - where are we

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Cuánto te gustó?)
Cargando...

1 After Minneapolis (face toward mo[u]rning) 7:44
2 Streets Of Philadelphia 5:20
3 Chicago Blues 4:53
4 Baltimore 5:37
5 By The Time I Get To Phoenix 4:41
6 Do You Know What It Means To Miss New Orleans? 5:05
7 Manhattan 3:55
8 My Heart In San Francisco (Holiday) 3:13
9 That’s New England 4:47
10 Alabama (intro) 0:17
11 Stars Fell On Alabama 1:56
12 Alabama 7:54
13 Where Are You? 5:10

 

Joshua Redman – saxophone
Gabrielle Cavassa – vocals
Aaron Parks – piano
Joe Sanders – bass
Brian Blade – drums
Nicholas Payton – trumpet
Kurt Rosenwinkel – guitar
Peter Bernstein – guitar
Joel Ross – vibraphone

El aclamado saxofonista Joshua Redman debuta en Blue Note con Where Are We, su primer proyecto vocal en el que participan la vocalista Gabrielle Cavassa, el pianista Aaron Parks, el bajista Joe Sanders y el batería Brian Blade, además de los invitados especiales Nicholas Payton a la trompeta, Kurt Rosenwinkel, Peter Bernstein a la guitarra y Joel Ross al vibráfono.

En esencia, el álbum es tanto una celebración como una crítica de América -cada canción trata de un lugar geográfico concreto de Estados Unidos-, pero también es, en diversos grados, un álbum de baladas, un álbum de estándares, un álbum de anhelo romántico, un álbum de reflexión social, un álbum de invención melódica y un álbum de aventura improvisatoria.

«Me siento muy honrado y encantado de unirme a la familia Blue Note», dice Redman. «Los álbumes de Blue Note han sido siempre una parte esencial de mi vida musical (y espiritual), ¡desde mucho antes de que me diera cuenta de que tenía uno! Espero, con gratitud y vértigo a partes iguales, embarcarme en esta nueva fase de mi viaje discográfico, junto a uno de los mejores sellos de todos los tiempos.»

 

 

joshuaredman.com 

Joshua Redman Group
Orrin Evans ::: The Red Door

Orrin Evans ::: The Red Door

The Red Door
Orrin Evans

Smoke Sessions | Junio 16, 2023

Orrin Evans- The Red Door

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Cuánto te gustó?)
Cargando...

1 Red Door 4:04
2 Weezy 7:11
3 Phoebe’s Stroll 7:35
4 The Good Life 9:15
5 Big Small 4:36
6 Dexter’s Tune 3:58
7 Amazing Grace 4:12
8 Feed the Fire 5:15
9 All The Things You Are 4:25
10 Smoke Rings 2:43
11 They Won’t Go When I Go 5:22
12 I Have the Feeling I’ve Been Here Before 3:33

 

Orrin Evans, piano
Nicholas Payton, trumpet (1, 2, 5, 10)
Gary Thomas, tenor saxophone (1, 5, 10); flute (2)
Robert Hurst, bass (1, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 10, 12)
Marvin “Smitty” Smith, drums (1, 2, 3, 5, 6, 7, 8, 10, 12)
Wallace Roney, trumpet (9)
Larry McKenna, tenor saxophone (4)
Buster Williams, bass (4, 9)
Gene Jackson, drums (4, 9)
Jazzmeia Horn, voice (5)
Sy Smith, voice (7)
Alita Moses, voice (11)

 

¿Qué hay detrás de LA PUERTA ROJA? Para el pianista Orrin Evans, esa pregunta ha llegado a simbolizar el atrevido camino que han tomado su vida y su música a lo largo de sus tres décadas de carrera. En su último álbum, vuelve a abrir de par en par esa puerta, deleitándose con los colaboradores, amigos, inspiración e historia que encuentra en su interior.

Evans explica que, al crecer en la iglesia pentecostal, el color rojo pasó a significar lo negativo: la sangre, el pecado, la tentación encarnada en los barrios rojos, todo lo infernal. Acercarse a una puerta roja, por tanto, es una perspectiva desalentadora. La imagen se le manifestó hace poco, cuando oyó a alguien decir: «No veo el color», lo que en sí mismo es una especie de señal de alarma.

«Me he dado cuenta de que el rojo, además de significar ‘advertencia’ o ‘alto’, también representa muchas cosas bonitas», dice. «Las rosas son rojas, y los corazones de San Valentín. Así que veo el color, y todos deberíamos verlo, pero no deberíamos ver la historia negativa que lo acompaña. En lugar de eso, debemos permitirnos la oportunidad de entrar y descubrir lo que hay detrás de la puerta roja».

Echando la vista atrás, Evans ha abierto esa puerta una y otra vez, siempre con resultados fortuitos. La decisión de dedicarse al jazz fue la primera puerta roja que condujo a otras: armarse de valor para probar su valía en las famosas jam sessions del Ortlieb’s Jazzhaus de Filadelfia; atreverse a trasladarse a Nueva York con una confianza creciente pero sin perspectivas seguras («No conseguí un concierto, pero sí una esposa», ríe); lanzar su propia big band, una empresa formidable que le ha valido dos nominaciones a los Grammy; unirse a The Bad Plus, lo que le sometió a un escrutinio microscópico, y volver a independizarse a pesar del éxito continuado de la banda.

Muchos de los músicos que se unen a Evans en THE RED DOOR conectan con esos periodos de descubrimiento y crecimiento. El álbum cuenta con dos bandas principales: una sección rítmica formada por la leyenda del bajo Buster Williams y el veterano batería Gene Jackson, a los que se unen el difunto maestro de la trompeta Wallace Roney o la leyenda viva de Filadelfia Larry McKenna al tenor; la otra es un quinteto con el trompetista Nicholas Payton, el saxofonista y flautista Gary Thomas, el bajista Robert Hurst y el batería Marvin «Smitty» Smith. Además, el álbum cuenta con apariciones como invitados de los vocalistas Jazzmeia Horn, Sy Smith y Alita Moses.

«Pude conectar a todo el mundo en este disco con algo bueno que sucedió una vez que superé todo el miedo y dije: ‘A la mierda, voy a atravesar esta puerta y ver qué pasa'», asegura Evans. «Es un homenaje a todas esas personas que han contribuido a mi historia, desarrollo y crecimiento y que están conectadas con la belleza que he encontrado al otro lado».

En muchos casos, los ancianos del álbum son artistas con los que Evans había soñado trabajar durante mucho tiempo, o conocidos del pasado con los que sentía que hacía tiempo que debía reencontrarse. Roney, que contrató a Evans al principio de la carrera del pianista pero con quien no se había cruzado en los años siguientes, falleció en marzo de 2020, una de las primeras víctimas de la pandemia, lo que pone de manifiesto la urgencia de trabajar con estos maestros mientras aún están entre nosotros.

COVID también se cobró la vida del gran tenor Bootsie Barnes. Evans había planeado originalmente incluir a Barnes con su colega y leyenda de Filadelfia Larry McKenna, que fue el primer profesor de teoría musical de Evans. McKenna despliega un solo lírico y a fuego lento en «The Good Life», su primer encuentro con el gran Buster Williams. «All the Things You Are», por su parte, reúne a los nativos de West Philly Roney y Gene Jackson por primera vez desde que ambos aparecieron en el álbum para big band de Joey DeFrancesco de 1990 Where Were You? – y en ese caso, los dos nunca estuvieron juntos en el estudio. El álbum se cierra con la dolorosa balada «I Have the Feeling I’ve Been Here Before», interpretada por el trío formado por Evans, Hurst y Smith.

The Red Door se abre con la canción que da título al disco, que Evans grabó originalmente con The Bad Plus en Activate Infinity de 2019. Payton había grabado con Evans como invitado con el trío colectivo Tarbaby, pero la presencia de Thomas finalmente compensa la incapacidad del saxofonista para hacer la sesión para el debut de Evans en Palmetto en 2002, Meant to Shine. Al principio, recuerda Evans, «Gary estaba al otro lado de esa puerta para mí porque estaba trabajando con Uri Caine y Ralph Peterson».

Hurst, Smith y Jackson se remontan al sonido progresivo del jazz de los 80 con el que se crió el pianista, trabajando con músicos de la talla de Kevin Eubanks y Branford Marsalis. Evans sólo había trabajado una vez con Hurst y Smith, el batería en una grabación inédita de Kevin Eubanks y el bajista en una actuación de Terri Lyne Carrington. «No me disculpo por amar la música y el sonido de los 80», insiste Evans.

«Weezy» y «Phoebe’s Stroll», la última de las cuales reduce el quinteto a un contoneante trío, llevan el nombre de las ahijadas de Evans: Phoebe, la hija de Sean Jones, y Eloise, la hija de sus agentes de contratación. El trío también ensaya la encantadora «Dexter’s Tune», una composición de Randy Newman de la banda sonora de la película de 1990 Awakenings. El quinteto vuelve a reunirse para «Feed the Fire», de Geri Allen, y «Smoke Rings», de Ralph Peterson Jr., ambas compuestas por influyentes figuras desaparecidas demasiado pronto.

Como siempre, las fechas de grabación de Evans tienden a adherirse a una liberal política de puertas abiertas (rojas o no), en este caso, dando la bienvenida a tres talentosos vocalistas a la siempre creciente aldea. Jazzmeia Horn ofrece una apasionada lectura de la letra de Bill McHenry para «Big Small» de Evans, que apareció originalmente en su álbum para trío Flip the Script de 2012. Sy Smith se tomó un descanso de su apretada agenda de giras con Chris Botti para cantar el arreglo de Geri Allen de «Amazing Grace», mientras que Alita Moses hace dúo con Evans en una interpretación sobria y convincente de «They Won’t Go When I Go» de Stevie Wonder.

Puede que los músicos con los que colabora no siempre sepan qué esperar cuando entran en un estudio de Orrin Evans, pero él les abre de par en par esa puerta roja. Ahora les toca entrar a los oyentes. «Por dentro es una fiesta de swing».

 

orrinevansmusic.com

Al Foster ::: Reflections

Al Foster ::: Reflections

Reflections
Al Foster
Smoke Sessions Records | Agosto 26, 2022
Al Foster - Reflections
 

1. T.S. Monk 6:20
2. Pent-Up House 5:04
3. Open Plans 7:17
4. Blues on the Corner 6:23
5. Anastasia 5:32
6. Six 8:21
7. Punjab 5:11
8. Beat 6:56
9. Alone and I 4:51
10. Half Nelson 5:36
11. Monk’s Bossa 6:18

 

 

Nicholas Payton – trumpet
Chris Potter – tenor and soprano saxophone
Kevin Hays – piano and Fender Rhodes
Vicente Archer – bass
Al Foster – drums

Recorded on January 25, 2022
at Sear Sound Studio C, NYC

Produced by Paul Stache and Damon Smith
Recorded, Mixed and Mastered by Chris Allen
Assistant Engineer: Will Bennett
Photography: Jimmy and Dena Katz
Design: Damon Smith

Chris Potter records for Edition Records
Al Foster endorses Yamaha drums and Zildjian sticks and cymbals

Executive Producers: Paul Stache and Molly Johnson

 

«A medida que voy envejeciendo, no puedo creer todas las cosas que he podido hacer. He sido bendecido y estoy muy orgulloso de las cosas que he hecho con músicos realmente grandes. No toco como mis ídolos, aunque amé a cada uno de ellos y los escucho en mí. Cuando estaba subiendo, intentaba tocar como Art Taylor y mis solos eran como los de Max Roach. Cuando escuché a Tony Williams, y luego a Joe Chambers y Jack DeJohnette, me dije: ‘¿Y yo qué? ¿Cómo es que no escucho mi propio material?’ Tenía muchas ganas de encontrar a Al Foster. Recé por ello. Creo en Dios, y creo que me lo dio. Hasta hoy me da nuevas ideas y nuevos trucos».

Acercarse a los 80 años es ocasión suficiente para que cualquiera se tome un momento y eche la vista atrás a una vida bien vivida. Para el venerado baterista Al Foster, esas ocho décadas han sido más memorables que la mayoría, llenas de sonidos estimulantes y encuentros con algunas de las figuras más icónicas de la música. En Reflections, su segundo álbum para Smoke Sessions Records, Foster revisa el trabajo de varios de sus compañeros legendarios junto a un quinteto inspirador con: Nicholas Payton a la trompeta, Chris Potter al saxo tenor, Kevin Hays al piano y los teclados, y Vicente Archer al bajo.

Reflections muestra a Foster, como siempre, tocando a niveles enrarecidos de habilidad, creatividad y musicalidad. A lo largo de la sesión, impulsa a esta unidad de gran talento a través de tratamientos frescos y vitales de números conocidos y menos transitados de las leyendas icónicas Miles Davis, Herbie Hancock, Joe Henderson, Sonny Rollins y McCoy Tyner, todos los cuales consideraron a Foster como su baterista de primera llamada durante largas partes de su célebre carrera – a veces compitiendo por sus servicios. Los miembros de la banda Payton, Potter y Hays contribuyen con un tema cada uno, mientras que Foster escribió tres canciones bien elaboradas, incluyendo dos homenajes a Thelonious Monk que cierran el programa.

La continuación de su bien recibido debut en las Smoke Sessions de 2019, Inspirations & Dedications, es la quinta grabación de Foster como líder y, como dice sorprendentemente incluso el notoriamente autocrítico baterista, «es mi mejor disco como líder.» Reuniendo las influencias que recogió y las experiencias que compartió con sus ídolos y compañeros con la energía rejuvenecedora de esta cohorte más joven de brillantes músicos, el humilde Foster se enorgullece merecidamente de sus logros.

Reflections se abre y cierra con los homenajes de Foster al gran Thelonious Monk, uno de sus principales héroes (su tercer original, «Anastasia», es una oda a su nieta mayor). Foster tuvo la oportunidad de trabajar por primera vez con el formidable pianista, durante un par de semanas en 1969 en el Village Gate de Manhattan, pero su imprimátur permaneció en la música del baterista. «La mayoría de mis temas tienen algo de Monk», dice Foster. «No son las notas. Son algunos de sus acentos. No es deliberado, pero cuando me siento al piano, simplemente sucede así. Adoro a Monk y le echo mucho de menos. Era un encanto. Un personaje realmente extraño… oh Dios mío. Pero eso es lo que él era. Es por eso que escribió de la manera que escribió – diferente a cualquiera. Me enamoré de él a una edad temprana».

Poco después de su etapa con Monk, siguió su primera actuación con Sonny Rollins, en el Village Vanguard frente a la recién formada banda Lifetime de Tony Williams. También formó equipo con Rollins en 1978, en una gira y grabación con los Milestone All-Stars, que incluían a McCoy Tyner, quien posteriormente haría una gira y grabaría con Foster regularmente hasta principios de la década de 2000. Foster se quita el sombrero ante sus dos antiguos empleadores en Reflections: Rollins con el clásico del coloso del saxofón «Pent-Up House» y Tyner con «Blues on the Corner» del inmortal álbum de Blue Note de 1967 The Real McCoy. «Me enamoré de Sonny Rollins por sus discos con Max Roach», recuerda Foster. «Tocaba tan líricamente en esos discos. Era como si tuviera una conversación a través de sus solos. Es un súper genio».

Los recuerdos de Foster sobre Tyner son más conmovedores, influidos por su último encuentro con el maestro del piano antes de su fallecimiento en marzo de 2020. Ambos se cruzaron en Smoke durante un concierto de homenaje dirigido por el pianista Mike LeDonne. «No sabía que iba a ser la última vez que le viera», dice Foster. «Me dijo: ‘¡Oh, Al, hemos hecho tanto juntos, tío! Me hizo llorar porque su voz no era muy clara. Tuve que acercar mi oído a él. Pero era un hermoso ser humano».

El baterista conoció a Joe Henderson, de quien aquí se ocupa «Punjab», poco después de que el gigante del tenor llegara a Nueva York en 1962. En la década de 1980, Foster fue el baterista en el influyente álbum de Henderson The State of the Tenor, Vols.1 & 2 con Ron Carter y la asociación continuó a toda máquina durante la década de 1990 en largas giras en trío con los bajistas Charlie Haden y Dave Holland y álbumes clásicos como So Near, So Far y The Joe Henderson Big Band. Alone and I» de Herbie Hancock hace un guiño a los muchos años que Foster pasó grabando y haciendo giras con el gran pianista. «He estado en todo el mundo con Herbie, y es otro hermoso ser humano».

Y luego está Miles. Foster se encontró por primera vez con el famoso icono de la trompeta cuando era un adolescente en Birdland y Minton’s, y más tarde se convirtió en el batería preferido de Miles en varias bandas enchufadas y orientadas al backbeat desde finales de 1972 hasta mediados de la década de 1980. «En realidad nunca toqué jazz con Miles», dice Foster, que considera a Davis como el mejor amigo que ha tenido. «Miles tenía sus demonios, pero le quería más que a mi padre».

A pesar de todos los elogios que dedica a sus colaboradores del pasado, Foster es igualmente generoso al hablar de su personal actual. Describe a Potter -miembro de la banda de Foster a mediados de los 90 y participante en su álbum Brandyn de 1995, poco después de que Foster y Hays tocaran en el segundo álbum del saxofonista, Sundiata- como «de nivel genial, con su propia forma de tocar, su propio estilo – una de las mejores personas que conozco en el tenor». Potter también contribuyó con la sonda «Open Plans». Foster se muestra igualmente entusiasmado con Hays, diciendo que «es mi pianista favorito» y destaca el «distintivo concepto armónico y los grandes voicings» de este frecuente colaborador de larga data que basó su «Beat», que escribió para la ocasión, en «Beatrice» de Sam Rivers. Y por último, Foster celebra al prometedor Payton por su «buen gusto y grandes chops» y por su armoniosamente intrigante, spacey-funky, «Bitches Brew-ish» melodía, «Six».

Es difícil exagerar la contribución de Foster a la producción musical de los gigantes mencionados -así como la de artistas como Bobby Hutcherson, Stan Getz, Tommy Flanagan, Hank Jones, Blue Mitchell, Joe Lovano y John Scofield, como una lista corta- que han definido los afluentes principales por los que ha viajado el jazz durante sus 60 años como profesional. Pero por mucho que a Foster le guste hablar con nostalgia del pasado, también es evidente en cada nota de esta joya de 68 minutos que está totalmente comprometido a vivir el momento y tocar en el aquí y ahora.

 

smokesessionsrecords.com 
dlmediamusic.com 

NOVIEMBRE 4

NOVIEMBRE 4

Enrique Peña Trio

NOVIEMBRE 4  :::  Enrique Peña Trio

Internet ArchiveIvooxItunes App Móvil
Anteriores
  • Lawrence Fields - To the Surface
  • Taylor Eigsti - Plot Armor
  • anavya - like the sky I've been too quiet
  • Louise Jallu - Jeu
  • Rasmus Oppenhagen Krogh - Until Then
  • Bill Evans - Tales, Live in Copenhagen
Enrique Peña - Intersticios
EMBEBER
IVOOX

Versión Normal

<iframe id='audio_77829115' frameborder='0' allowfullscreen='' scrolling='no' height='200' style='width:100%;' src='https://www.ivoox.com/player_ej_77829115_6_1.html'></iframe>
Versión AMP 
<amp-iframe width="500" height="280" sandbox="allow-scripts allow-popups allow-popups-to-escape-sandbox allow-same-origin" layout="responsive" frameborder="0" src="https://www.ivoox.com/player_ej_77829115_6_1.html"><amp-img src="https://static-2.ivoox.com/audios/9/9/6/5/9481636115699_LG.jpg" placeholder width="500" height="500" layout="fill" alt="Noviembre 4"></amp-img></amp-iframe>
 Versión HTML 5
<iframe width="100%" height="200" frameborder="0" allowfullscreen="" scrolling="no" src="https://www.ivoox.com/player_ej_77829115_2_1.html?data=mJyllJ6VdZahhpywj5WVaZS1lZqSlaaXeY6ZmKiak5KJe6ShkZKSmaiRdI6ZmKiasNTarcbhw9fSjZmRaZi3jsbZxsrRqcXdwtPcxc3JcYarpJKh&"></iframe>
 Versión Adaptable
<iframe id='audio_77829115' frameborder='0' allowfullscreen='' scrolling='no' height='200' style='border:1px solid #EEE; box-sizing:border-box; width:100%;' src="https://www.ivoox.com/player_ej_77829115_4_1.html?c1=8988a2"></iframe>
1. Paolo Fresu – Tango macondo – Tema di matoforu e anzelina
2. Linda Fredriksson – Juniper – Clea
3. Leo Genovese – Piano Tuerto – Bye Glaciar
4. Frank Kimbrough – Ancestors – November
5. Enrique Peña – Intersticios – Incertidumbre
6. Nicholas Payton – Smoke Sessions – Big George
7. Rodrigo Almonte – Distancia – Shorter Steps [10000 km]
8. Eberson – Between Two Worlds – Dream Walking
CORTINAS  Madera, cuero y unas campanas. Colegiales Trio

CORTINAS
Adrián Iaies
Noviembre 4, 1960

Salute amigos…, un poco a los apurones hoy así que rapidito sin escalas. En el comienzo Paolo Fresu, Daniele di Bonaventura, Pierpaolo Vacca con Tango Macondo (Tuk Music | Oct 29, 2021) música compuesta por Fresu para la puesta en escena de la obra Il venditore di metafore de Salvatore Niffoi, estrenada el pasado martes 2 en el Teatro Carcano de Milán.

Seguimos con la saxofonista finlandesa Linda Fredriksson desde Juniper (We Jazz Records | Octubre 29, 2021) álbum debut de la jóven que además ejecuta varios instrumentos. Quedó de la semana pasada, el pianista argentino Leo Genovese con Piano Tuerto (Twitin Records | Sept 30, 2021) su debut en solopiano. Ahora el turno del gran pianista estadounidense Frank Kimbrough desde Ancestors (Sunnyside Records | Sept 10, 2021), el jóven pianista falleció el año pasado y hubiera cumplido 65 años el pasado martes 2.

Que apurado que voy…!!!, el chico de tapa, el guitarrista colombiano Enrique Peña desde Intersticios (Ears & Eyes Records | Nov 5, 2021), álbum disponible desde mañana en los servicios de streaming y a nuestra disposición por cortesía de su secretaria de prensa Yamila De La Fuente, muy interesante… Veníamos tranqui hasta ahí ahaora levantamos despacito con Nicholas Payton desde Smoke Sessions (Smoke Sessions | Octubre 29, 2021) con la destacada participación del eterno Ron Carter.

El turno ahora del guitarrista peruano Rodrigo Almonte con Distancia (Odradek Records | Octubre 28, 2021), otra muestra de la sofisticación de los músicos de la región reclamando, al igual que los músicos locales, un lugar en el podio de los consagrados. Cerramos con el grupo noruego de fusión Eberson desde Between Two Worlds (Jazzland | Octubre 22, 2021).

Nos vemos…

Internet ArchiveIvooxItunes App Móvil
Nicholas Payton ::: Smoke Sessions

Nicholas Payton ::: Smoke Sessions

Smoke Sessions
Nicholas Payton
Nicholas Payton - Smoke Sessions

Smoke Sessions | Octubre 29, 2021

1 Hangin’ and a Jivin’ 7:43
2 Big George 7:02
3 Levin’s Lope 6:48
4 No Lonely Nights 6:50
5 Lullaby for a Lamppost (for Danny Barker), Pt. 1 6:30
6 Lullaby for a Lamppost (for Danny Barker), Pt. 2 6:23
7 Q for Quincy Jones 4:35
8 Gold Dust Black Magic 5:29
9 Turn-a-Ron 6:38
10 Toys 9:19

 

Nicholas Payton, trumpet, Fender Rhodes
Ron Carter, bass
Karriem Riggin, drums
Guest:
George Coleman, tenor saxophone

Produced by Paul Stache and Nicholas Payton

Nicholas Payton
Para un joven Nicholas Payton, el álbum «Four’ & More» de Miles Davis de 1966, grabado en directo dos años antes en el Philharmonic Hall del Lincoln Center, supuso un modelo de lo que la música podía -y debía- ser. Ahora, establecido como uno de los músicos y compositores más renombrados de la escena, Payton ha convocado a dos de los legendarios músicos que tocaron con Davis en ese álbum, el bajista Ron Carter y el saxofonista invitado especial George Coleman, para elaborar algunos sonidos ejemplares propios.

Con Smoke Sessions, que saldrá a la venta el 29 de octubre de 2021 a través del sello del mismo nombre, Payton por fin hace realidad su ansiado sueño de dirigir una sesión con Ron Carter al bajo. Para reavivar la química del álbum del que se había enamorado décadas atrás, también invitó a George Coleman a colaborar en un par de temas. (Un tercer colaborador de ‘Four’ & More, el pianista Herbie Hancock, está representado por la composición «Toys», pero Payton ocupa la silla del teclado en la fecha además de tocar la trompeta). Completando el cuarteto está el estimado baterista Karriem Riggins, un viejo colaborador de Payton que ayuda a asegurar que la música sea un puente entre generaciones y estilos.

«Miles Davis’ ‘Four’ & More’ fue el álbum que realmente me inspiró a tomar la música en serio», explica Payton. «Desde entonces, Ron Carter ha sido un ídolo y uno de mis músicos favoritos. Desde que dirijo bandas, he elegido a los bajistas según la métrica de cuánto Ron tienen en su forma de tocar. Cuando he buscado pianistas para mi banda a lo largo de los años, a menudo me baso en la cantidad de Herbie que tienen en su sonido. Así que este álbum es realmente un sueño hecho realidad para mí».

Sin embargo, lejos de ser un homenaje o una mirada al pasado, Smoke Sessions es un nuevo álbum totalmente contemporáneo que capta de forma vibrante la mezcla de influencias de swing, funk, soul y hip-hop de Payton con la fluidez expansiva de Riggins detrás del kit y la reconocida majestuosidad sólida como una roca de Carter en el bajo. Payton aprovecha la oportunidad de involucrarse con esa voz reconocible en múltiples formas, asumiendo los papeles de Miles y Herbie como trompetista, pianista y teclista a través del multiinstrumentalismo que se ha convertido en una emocionante marca de su enfoque.

Aunque Payton se ha cruzado con Carter en varias ocasiones a lo largo de los años, nunca había podido convencer al famoso y exigente bajista para que apareciera en una de sus citas. «Por fin empezó a darme la hora», dice Payton entre risas. «Una vez que tuve su interés me apresuré y lo cerré antes de que cambiara de opinión».

Sea cual sea el retraso, Carter habló muy bien del líder de la banda tras la grabación de Smoke Sessions. «Estuve bastante satisfecho y me divertí tocando con él tanto como pianista como trompetista», dijo el bajista. «Escúchale tocar la trompeta. Está escuchando mi respuesta a lo que hace; si los trompetistas de hoy en día quieren intentar ponerle en un lugar, él debería estar ahí arriba porque escucha lo que el bajista aporta a su solo.»

El álbum se abre de forma animada, con el groove elástico de «Hangin’ and a Jivin'» de Payton, antes de que Coleman haga su primera de dos apariciones en la sensual «Big George». «Siento que George no recibió todo el crédito que merecía por formar parte de las experimentaciones de Miles en cuanto a cambios alternativos y progresiones de acordes», dice Payton. «Por eso las canciones del álbum con George tienden a ser básicamente vamps de cuatro compases: esos cambios de cuatro compases y lo que harían con ellos fueron tan influyentes en el cambio del panorama de cómo los músicos tocan los cambios de acordes. Para mí era importante entrar en esas cosas que hacían en los años 60. Que George estuviera allí fue como la guinda del pastel».

Esos conceptos se mencionan explícitamente en el título de «Turn-a-Ron», el segundo tema invitado de Coleman, que da a los dos maestros mucho espacio para interactuar entre ellos. El bajista también es homenajeado en «Levin’s Lope», que hace referencia a su segundo nombre mientras reutiliza la línea de bajo de «Cyborg Swing», del álbum Quarantined with Nick de Payton. «El sonido de cómo escucho el bajo en un conjunto viene básicamente de Ron Carter y Ray Brown, así que mucha de la música que escribo está hecha a medida de lo que hace Ron. No tuve que hacer ninguna alteración para adaptarme a él porque de todos modos escribo con su sonido en mente.»

La canción en dos partes «Lullaby for a Lamppost», dedicada a la leyenda de la música de Nueva Orleans Danny Barker, toma su estructura de una procesión funeraria de Nueva Orleans: lenta y lúgubre al principio, y luego festiva cuando el cuerpo es puesto a descansar. «Danny Barker me dio mi primer concierto en un club de la calle Bourbon de Nueva Orleans llamado Famous Door», recuerda Payton. «La melodía es mi homenaje a él, a su tutela y a la dedicación que tuvo a la hora de educar a la juventud en Nueva Orleans».

 

«Q for Quincy Jones», grabada originalmente en el álbum Letters de Payton de 2015, rinde homenaje a otro icono musical de gran alcance cuyas habilidades de producción, señala Payton, «han formado parte del tejido del sonido de la música en el siglo XX, desde Dinah Washington hasta George Benson y Michael Jackson.» El compositor adaptó «Gold Dust Black Magic» de su obra orquestal del mismo nombre, estrenada a principios de este año por la Orquesta Filarmónica de Luisiana.

Las dos piezas restantes proceden de los cancioneros de dos de las influencias más formativas de Payton en el teclado: La mencionada «Toys» de Hancock, grabada originalmente en Speak Like a Child de 1968 con Carter al bajo; y la dolorosamente bella «No Lonely Nights» de Keith Jarrett.

La grabación de Smoke Sessions, concluye Payton, fue «como un momento de pellizco… Solía fingir que estaba tocando con [estos músicos] cuando era un niño, y ahora está sucediendo. Me sentí literalmente como si estuviera caminando en el aire. Que alguien a quien he escuchado en los discos y admirado desde lejos forme parte de algo que yo he creado es algo que va más allá de mi imaginación. Permanecí en un estado de sueño durante un par de meses después».

nicholaspayton.com